Sopladores de aceitunas

Sopladores de aceitunas

Los sopladores de mochila son el mejor aliado del agricultor en el olivar, porque se convierten en máquinas imprescindibles para la recolección cuando la aceituna se coge del suelo. Aportan muchas ventajas en la cosecha de la aceituna, realizando una labor magnífica cuando se usan correctamente.

VENTAJAS DEL USO DEL SOPLADOR EN EL OLIVAR

La recolección de la aceituna es la operación que más tiempo y mano de obra requiere en toda la cosecha, por eso los sopladores son máquinas imprescindibles para cualquier olivarero, si no hoy, mañana, lo que tarde en caer al suelo la cantidad suficiente de aceituna como para no poder dejarla.

En estos casos, la mejor opción en maquinaria pequeña son los sopladores de mochila, con los que el agricultor conseguirá ahorrar tiempo y dinero a la vez que su trabajo será más ágil y eficaz. Ya no tendrá que preocuparse más por el tiempo o las circunstancias, siempre que tengaun soplador cerca, el trabajo serán mucho más llevadero.

¿CÓMO USAR CORRECTAMENTE EL SOPLADOR PARA LA ACEITUNA?

Cuando trabajamos con el soplador no se trata de amontonar la aceituna, pues de eso ya se encargan los rastrillos. Los sopladores son imprescindibles para la recolección de la aceituna caída, acordonándola alrededor o en la parte baja del olivo.

Cuando los olivos están en una superficie plana, primero hay que hacer un pasillo soplando la aceituna a ambos lados para pasar hasta el tronco sin pisarla. Después se sopla la aceituna desde el tronco hacia afuera y las que hayan caído al lado de fuera del olivo hacia adentro, formando como un anillo de aceitunas, cuanto más estrecho mejor, para que para que los trabajadores que van barriendo puedan hacer los montones fácilmente.

En cambio, si los olivos están en una superficie con pendiente es mejor echar hacia abajo toda la aceituna y dejarla en el lado inferior del olivo para su posterior barrido.

¿CÓMO DEBO MANTENER LOS RUEDOS?

Hay olivareros que prefieren que en el suelo haya hojas porque cuando están muy limpios y la aceituna cae en días de lluvia, la tierra se seca y quedan hincadas, costando mucho más trabajo recolectarla. Además, ayudan a crear humus bajo los olivos, a mantener la humedad y protegen el suelo de las gotas de lluvia. Las hojas ayudarán a que la aceituna no quede hincada al formar una base bajo el olivo. Por contra, los remolques llevan entonces más broza y el tiempo de limpieza en la almazara es mayor.

Pero los sopladores también pueden emplearse para mantener limpios los ruedos, realizando un trabajo muy importante en el momento de la recolección, para que cunda más y no se lleve tanta broza a las almazaras. ¿Acaso mezcláis las aceitunas del suelo con las del olivo para llevarlo a los molinos? Además antes habría que consultar con la almazara, porque mientras unas permiten llevar la aceituna mezclada, las hay que obligan a llevarla separada.

De todas formas, la cuestión principal es que si los suelos de los olivos están bien preparados, será mucho más fácil realizar el trabajo con el soplador. La recolección de aceitunas caídas desde un suelo desnudo, compactado y libre de malas hierbas es la que resulta más barata ya que permite un barrido de los frutos rápido y eficaz.

Deje su respuesta

*
**No publicado
*URL del sitio con http://
*

Entrega garantizada

Trabajamos con las mejores empresas de transporte

Pago seguro

Varios sistemas de pago para su comodidad

Atención personalizada

Le ayudamos y asesoramos en sus compras

Producto añadido con éxito a la comparación de productos!